Fashion Quest

Fashion Quest: Descifrando la Horma del Zapato.

¿Sabías que antes el zapato izquierdo y el derecho no existían?

En el deslumbrante mundo de la vestimenta, el calzado es un elemento esencial que lo complementa, el cual va más allá de ser un simple accesorio. A pesar de las múltiples opiniones que hay sobre lo superficial que puede ser la moda, es mucho más que lo estético, tan solo es una necesidad para cubrirse el cuerpo del al rededor. El calzado, aparte de ser una pieza fundamental de nuestro atuendo, es parte de nuestro día a día y es algo que siempre nos acompaña, independientemente del evento, ocasión o situación en que nos encontremos.

¿Cuál es la fascinante historia detrás de este complemento?

En el siglo XIX ocurrió un evento que marcó un antes y un después en la historia de la indumentaria, ya que antes de esa época, el intercambiarse los zapatos a la hora de vestirse no era un problema. Esto se debe a que, las hormas de los zapatos eran completamente simétricos y rectos, o sea que no existían hormas especificas para cada pie. Como consecuencia a esto, las personas estaban acostumbradas a tener ampollas, heridas, rozaduras e incluso hubo una que otra amputación de dedos por el daño que esto causaba. Aunque después de un largo tiempo de aguantarse el dolor, la piel del pie finalmente se adaptaba al tamaño del zapato y las personas ya podían caminar un poco mejor.

Aproximadamente fue hasta 1850, que los zapatos eran hechos completamente a mano y después surgieron unas pequeñas curvas que le daban ese toque distintivo y diferenciador que dio origen a los zapatos de hoy en día. Este invento revolucionario no se le puede atribuir a una persona en específico, ya que fue evolucionando poco a poco, pero se dice que el epicentro de esta modificación fue en Filadelfia, Estados Unidos.

Pareciera que algo tan significante como una curva nueva en un zapato, no causaría mayor revuelo, pero al contrario, las personas no aceptaron al principio esta transformación. Al grado que las botas de los soldados en la guerra de secesión fueron mandadas a hacer con la misma horma.

Hoy en día, la industria del calzado ha alcanzado alturas inimaginables, con una producción que no solo busca la funcionalidad y la comodidad, sino que también se ha convertido en un pilar fundamental del estilo y la expresión personal.

 

La magnitud de la industria del calzado es asombrosa. Según datos recientes, el mercado global del calzado tiene un valor estimado de alrededor de 382 mil millones de dólares y se espera que crezca aún más en los próximos años. Marcas icónicas y diseñadores  lanzan cada temporada nuevas colecciones que capturan la imaginación del público, con algunos modelos exclusivos alcanzando cifras astronómicas en ventas y subastas. Un claro ejemplo de esto es el auge del mercado de zapatillas deportivas, donde ediciones limitadas pueden venderse por miles de dólares, convirtiéndose en objetos de colección.

Además, la personalización ha tomado un papel protagónico en la industria del calzado actual. Los consumidores ahora pueden diseñar sus propios zapatos, eligiendo colores, materiales y estilos que se ajusten perfectamente a sus preferencias y necesidades. Esto no solo ha incrementado el valor percibido del producto, sino que también ha fomentado una conexión más profunda entre el usuario y su calzado.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top